martes, 15 de marzo de 2016

La Piedra de la Mujer Sabia

                                                                                               "La Piedra de la Mujer Sabia"

La piedra de la Mujer Sabia

Una mujer sabia que viajaba por las montañas, encontró una piedra preciosa en un arroyo. 
Al día siguiente se encontró con otro viajero que estaba hambriento y la mujer sabia abrió su bolsa y le compartió su comida.
El hambriento viajero vio la piedra preciosa y le pidió a la mujer que se la diera. Y ella se la dio sin dudarlo. El viajero se fue, regocijándose de su buena fortuna. Sabía que la piedra valía lo suficiente para darle seguridad por toda una vida. Pero días después regresó a devolverle la piedra a la mujer sabia.“He estado pensando” le dijo, “Se lo que vale la piedra, pero te la devuelvo con la esperanza de que me puedas dar algo mucho más precioso: 
-Dame lo que tienes dentro, que te permitió darme la piedra.-”

lunes, 14 de marzo de 2016

No estás aquí para ser perfecto...

“Querido ser humano: 
Entendiste mal. 
No estás aquí para ser maestro del amor incondicional. 
De allá vienes y ahí regresarás. 
Estás aquí para aprender el amor personal. 
El amor universal. El amor complicado. 
El amor sudoroso. El amor alocado. 
El amor roto. El amor entero. 
Infundido con la divinidad. 
Vivido a través de la gracia de los tropiezos. 
Demostrado a través de la belleza de… complicarlo a menudo. 

No estás aquí para ser perfecto, YA LO ERES. 

Estás aquí para ser hermosamente humano. 
Imperfecto y extraordinario. 
Para levantarte de nuevo y recordarlo. 

¿Pero amor incondicional? 
Deja de contarte esa historia. 

El verdadero amor, no necesita ningún adjetivo, no necesita ser modificado, no necesita la condición de la perfección; sólo te pide que te dejes ver y que hagas lo mejor que puedas. Que estés presente y te sientas completamente pleno, que brilles, que vueles, que te rías, que llores, que te lastimes y sanes, que te caigas y te vuelvas a levantar, que juegues, que trabajes y que vivas y mueras siendo tú. 

Eso es más que suficiente”

- Courtney A. Walsh.




Publicidad